Siguen gozando de la confianza de los consumidores y son líderes en el consumo de pescado fresco en los hogares. Así es como retrata a los detallistas especializados de pescado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, cuyos datos revelan que en el año 2013 se rompió la tendencia descendente del consumo de pescado.

En concreto, el Ministerio indica que durante el último año se mantuvo estable el volumen consumido de pescado (0,0%), con un ligero incremento (del 0,4%) del pescado fresco, y un descenso de las variedades congeladas que cayeron un 1,7%. También se mantuvo el consumo de mariscos, moluscos y crustáceos (0,1% más), mientras que se incrementó el de conservas de pescado y moluscos (2% más).

Todos estos datos fueron analizados por la Federación Nacional de Asociaciones Provinciales de Empresarios Detallistas de Productos de la Pesca y de la Acuicultura (FEDEPESCA) en el marco de su 42 asamblea, celebrada en Soria el pasado 28 de abril.

Una asamblea que fue el broche final de una semana en la que se desarrollaron actividades relacionadas con los productos pesqueros y que estuvo organizada por los minoristas de Soria con el apoyo del Ayuntamiento, la Cámara y la Diputación de la ciudad, junto a la Central Burgalesa de Pescados, Pescados Juárez, Pescados G. Gimeno, PescaFácil, Castilla Termal, Restaurante Baluarte, Asociación de Fotográfica Mío Cid y FEDEPESCA.

Durante esa asamblea, los detallistas especializados en la venta de productos pesqueros también analizaron el Real Decreto de Primera Venta que ultima el MAGRAMA y al que se han presentado alegaciones. Y es que los minoristas no están de acuerdo con que se pueda autorizar la venta directa por parte de los buques pesqueros a particulares con el límite de 30 kilos por persona y, en este caso, sin necesidad de entrega de la documentación de trazabilidad ni de nota de primera venta. Es más, para los detallistas es difícil creer que 30 kilos puedan considerarse consumo privado, ya que el ticket medio de compra está muy alejado de esta cantidad.

Esta cifra de 30 kilos, según los datos del propio Ministerio, supera el consumo medio de productos pesqueros por habitante y año en los hogares españoles. En concreto, en 2013 fue de 26,84 kilos para todo el año teniendo en cuenta todas las categorías de productos. En el caso del pescado fresco la media fue de 11,96 kilos.

Mas información