¿QUÉ ES LA PESCA SOSTENIBLE?

La pesca sostenible implica dejar suficientes peces en el mar, respetar los hábitats y garantizar que las personas que dependen de la pesca puedan mantener su medio de vida. A la hora de evaluar de manera independiente una pesquería en base al estándar, se tienen en cuenta tres principios:

1. Estado de las poblaciones de peces

¿Quedan suficientes peces en el mar? La pesca debe realizarse a un nivel que permita su continuidad de manera indefinida.

2. Impacto ambiental

¿Cuáles son los impactos? Las operaciones de pesca deben ser llevadas a cabo con cuidado, de manera que otras especies y hábitats dentro del ecosistema permanezcan en buen estado.

3. Una gestión pesquera eficaz

¿Las operaciones están bien gestionadas? Las pesquerías certificadas con MSC  deben cumplir con las normativas pertinentes y ser capaces de adaptarse a circunstancias ambientales cambiantes. pesca sosteniblePrefiero pes

El pescado es un alimento esencial para la humanidad, sin embargo, cómo y dónde se captura son la clave para su futuro.

Según datos de la FAO (la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), el 31% de las poblaciones pesqueras mundiales están sobreexplotadas y un 58% de las poblaciones mundiales están plenamente explotadas, es decir, se pueden serguir explotando al nivel actual o menor, nunca mayor. En el Mediterráneo el dato es aún peor: más del 90% de las poblaciones de peces evaluadas en este mar están sobreexplotadas. 

De todo lo que se pesca, un 40% de las capturas mundiales son no deseadas. La pesca de arrastre es en gran medida culpable de esta cifra, que además puede destruir los fondos marinos.

El trabajo y el modo de vida de 800 millones de personas en todo el planeta dependen de la salud del mar. 

Del informe “LIVING BLUE PLANET” de WWF se desprenden preocupantes datos: las especies esenciales para la pesca comercial, y por tanto para el suministro de alimentos, están disminuyendo de forma dramática. Hemos perdido el 74% de la familia de peces para consumo que incluye atunes, caballas y bonitos.

  _DSC8438

Es por todo esto que CENTRAL BURGALESA DE PESCADOS APUESTA FÍRMEMENTE POR LA PESCA SOSTENIBLE

La pesca sostenible es la mejor manera de asegurar no solo que haya productos pesqueros en la actualidad, sino también en los próximos años. Si se aplican las medidas correctas necesarias, los recursos pesqueros sobreexplotados se recuperan y con el tiempo es posible otra vez su pesca. El atún rojo es un buen ejemplo En este sentido, España es uno de los países más interesados de la Unión Europea (UE) en apostar por la pesca sostenible: es el segundo que más millones de toneladas de capturas realiza, por detrás de Dinamarca. Como puntualizaba el entonces secretario general de Pesca del Ministerio de Medio Ambiente,  “sin peces, no hay pescadores. No hay a largo plazo otra posibilidad que explotar los recursos pesqueros de forma renovable”.   img_beitabiziai-igoonandiaazti-1

Por qué hemos de consumir pesca sostenible

Al adquirir productos de pesca sostenible, los consumidores contribuyen a luchar contra la sobrepesca y la pesca ilegal y fraudulenta. Según datos de la organización conservacionista WWF, en las últimas cuatro décadas las poblaciones de especies marinas se han reducido en un 39% de media en todo el planeta. Entre las causas principales se encuentra la sobreexplotación de los caladeros. Esta sobrepesca afecta en especial a algunos mares. Como lo reflejan cifras del Eurostat y la Comisión Europea, el 80% de las poblaciones mediterráneas y el 47% de las del Atlántico están sobreexplotadas.

Porque la pequeña diferencia de precio compensa

La responsable del sello MSC reconoce que la certificación implica unos mayores costes que asumen desde los pescadores hasta los comercializadores: “Una parte se traslada al consumidor, pero por lo general el diferencial de precio es pequeño. Por otro lado, cuando hablamos de costes hay que evaluar también el de la pesca insostenible, cuánto vale reparar un ecosistema o compensar las pérdidas de los productores o empresas transformadoras si no tienen pescado una campaña. Los costes de reparación son mucho más altos para la sociedad que la inversión a largo plazo de operar de manera sostenible”.